Y coaching, ¿cómo?

¿Cómo es un proceso de coaching? Con buenas preguntas para desbloquear miedos y, finalmente, llegar a tu objetivo,  cumpliendo sueños. Los coaches no somos magos pero hacemos magia, te lo aseguro.

Eso parece cuando después de unas cuantas sesiones, y sin saber cómo, me dicen mis clientes, han desbloqueado la situación en la que se encontraban. Llegan frustrados, perdidos, con alguna idea de lo que quieren cambiar en su vida. Y después de una sola sesión son conscientes con mucha más claridad de qué no funciona.

De esa forma, siguiendo ese proceso de desbloqueo, de cambiar creencias que te limitan, y de ir estableciendo objetivos, puedes llegar a tomar decisiones, abrir nuevas perspectivas personales o laborales. Tú mismo te sorprenderás de qué capacidad tienes, incluso para pensar en muchas otras posibilidades. Serás consciente de que te estabas limitando.  Por tanto,  te sientes mejor y más feliz con respecto a varios ámbitos de tu vida.

Y para ello te hago preguntas, observo, toma notas, y te voy conduciendo por un camino que te llevará a conectar con tu esencia. Aunque primero hay que encontrar qué es eso que has venido a cambiar, a solucionar, qué  te duele, te persigue hace años, sin que tú seas consciente de ello. En mi caso, además de hacerlo a nivel racional, he aprendido otras técnicas y dinámicas que te ayudarán a conectar con tu nivel emocional. Y todo esto solo si tú quieres.

Recuerda, el proceso de transformación es tuyo, tú decides. Cuando acudes a un coach como yo es porque has intentado cambiar algo y no lo has conseguido, o simplemente no eres capaz de ver qué necesitas cambiar.

Lo que no transmite la razón, sí comunica la emoción, solo hay que tener la luz encendida de ese faro y observar. Y cuando vemos la emoción, sabemos que primero hay un pensamiento que la genera.

Deja un comentario